Vibrador con mando y cable

Vibradores con mando

En esta sección ofrecemos una amplia gama de juguetes eróticos controlados a través de un mando con cable. Este tipo de juguetes son perfectos para parejas que desean añadir algo diferente y divertido a su relación.

por página

Disfruta de este pack como nunca. Un par de huevos...

1 Comentario(s)
5.18 7,52 € -31.14%

Este mini huevo vibrador a control remoto es lo último en...

1 Comentario(s)
5.03 7,31 € -31.14%

Este estimulador del clítoris con control remoto cuenta...

1 Comentario(s)
13.01 18,90 € -31.14%

Fabricado con silicona y con una forma especial este...

1 Comentario(s)
5.99 8,70 € -31.14%

Este vibrador es super versatil y simple de usar, y es...

1 Comentario(s)
18.26 22,04 € -17.13%

Con Herman tus noches no dejarán indiferentes a nadie. No...

1 Comentario(s)
32 38,49 € -16.87%

Este vibrador llegará a todos tus zonas erógenas si...

1 Comentario(s)
13.28 19,28 € -31.14%

Este vibrador lleva un cabezal en forma de lágrima...

1 Comentario(s)
14.1 17,02 € -17.13%

Comparte un secreto íntimo con tu pareja en casa o en...

1 Comentario(s)
30.68 46,21 € -33.6%

Con estos dos mini vibradores pasarás las mejores noches...

1 Comentario(s)
16.2 23,53 € -31.14%

Esta bala vibradora con control remoto cuenta con 20...

1 Comentario(s)
19.57 28,42 € -31.14%

¿Quieres experimentar el placer de verdad? Prueba esta...

1 Comentario(s)
15.96 23,17 € -31.14%
Showing 1 - 12 of 124 items

¿Porque elegir un vibrador con cable?

Los vibradores con mando y cable es una opción perfecta para los que quieren controlar el juguete sexual sin necesidad de tenerlo entre sus manos y de esta manera poder experimentar otras posturas para conseguir mejores orgasmos. El mando con cable permite tomar el control en los juegos de pareja pudiendo tener el control del vibrador.

¿Ventajas de comprar un vibrador con mando?

Los vibradores con cable tienen las mismas funciones que cualquier otro juguete sin mando o con mando control remoto, pero tienen la ventaja de ser más económicos, y de que el mando no se pierda entre las sábanas o de perderlo por un descuido y perder el tiempo buscándolo en todos los cajones de la habitación.